jueves, 9 de abril de 2015

Micro Reseña 102: "Extraños pistoleros", de Donald Curtis

"Extraños pistoleros" de Donald Curtis (Juan Gallardo Muñoz; Diligencia nº273, Astri, diciembre de 1992; portada de Ballester-Norma. También Far West nº22, Astri, 1999).

El ya clásico pistolero bienintencionado de Curtis (que en esta ocasión lleva el nombre de Virgil Drury, y quizás sea un pariente cercano de Drury Reno, protagonista de "Drácula en el Oeste") llega a las Black Hills de Dakota del Sur para instalarse una temporada en un pueblecito que está a tiro de piedra del mítico Deadwood. Drury es un pistolero profesional y un hacendado llamado Jonathan Ingram lo ha contratado para protegerlo a él y a su bella esposa, Lilah... de la maldición de Judas Mulberry, un criminal ahorcado por Nathaniel, el demente hermano de Jonathan. Cuando llega al pueblecito de Black Hawk (donde, obviamente, hay un grupo de matones que acosan a la turgente cantinera, cosa que Drury puede arreglar con un par de tiros bien dados y un revolcón en la cama), nuestro protagonista ya sabe por dónde van el asunto de la maldición, pues en el camino ha tenido la oportunida de enfrentarse a un grupo de silenciosos jinetes de monturas fosforecentes que, a menos que los ojos de Drury lo hayan engañado, son un grupo de esqueletos con pistolas. Y lo mejor de todo es que esos espectros disparan con balas de oro, tal y como Drury ha podido atestiguar...

Un weird western clásico del maestro Curtis, sin demasiadas sorpresas pero de agradabilísima lectura. ¿Es un Scooby Doo? Pues esta cuestión se la tendremos que dejar al lector para no destriparle la trama más todavía...
Lo que me lleva a la cuestión de ¿son los Scooby Doo auténticos Weird Westerns? Veamos: en una entrada anterior ya intenté redefinir someramente lo que era este subgénero del Western. Algunos amigos sugieren que, si la historia tiene el esquema de Scooby Doo (que es lo mismo que decir "el esquema de El sabueso de los Baskerville", esto es, una trama que parece sobrenatural, pero que al final no lo es), no se trada de un auténtico Weird. Yo no puedo estar de acuerdo con esta afirmación. A fin de cuentas, creo que uno de los personajes más importantes de la literatura sobrenatural es el ghost-finder Thomas Carnacki, creado por William Hope Hodgson. Y cualquiera que se haya aproximado a las historias de Carnacki, se habrá percatado de que el protagonista, en ocasiones, se enfrenta a fraudes que rápidamente desenmascara.
En mi opinión, el Weird Western se define no por la presencia de un elemento fantástico o sobrenatural, sino por el hibridaje del género del Western con otros géneros. Así, novelas como "En el Oeste hay dragones" y "Dragones en California" (que reseñó nuestro amigo Juan Castillo en su día), ambas de Donald Curtis, tenemos historias de artes marciales entremezcladas con el ambiente del Viejo Oeste. No hay elemento sobrenatural, ni explícito, ni implícito, ni nada. Pero no son westerns convencionales. Así que, serían "weirds".
Esta es mi consideración. Así, "Extraños pistoleros" es un weird western. Y encima, está muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes algún problema para comentar, escríbeme al mail sabadonegroalbacete@gmail.com. Soy Alberto López Aroca
(Y si quieres comprar mis libros, están a la venta aquí: http://albertolopezaroca.blogspot.com.es/