lunes, 8 de julio de 2013

Micro Reseña 48: "Carruaje fúnebre", Curtis Garland

"Carruaje fúnebre", de Curtis Garland (Juan Gallardo Muñoz; Selección Terror nº148, Bruguera, diciembre de 1975. Portada de Rafael Cortiella).

La inapropiada ilustración de cubierta que representa a un jorobado/enano patizambo deja, de buenas a primeras, mucho que desear... No obstante, el contenido de esta novelita garlandiana tiene cierto interés.
La historia, escrita supuestamente en clave decimonónica (aunque en esta ocasión, el bueno de Curtis no terminó de recrear el ambiente victoriano tan bien como en otras ocasiones), da comienzo en el Museo del Crimen de Scotland Yard, cuando el inspector Moore le cuenta a su colega del otro lado del océano, el capitán Flaherty, el caso que le valió la llegada a Londres, pues hasta entonces sólo había sido un Plinio de Tomelloso como cualquier otro. Y ahí comienza la sucesión de periplos al cementerio de Bradfield, un pueblecito inglés con ínfulas de ciudad, poblado por ciudadanos con mucha mala baba... tanta, que alguno se las ha ingeniado para vengarse de su asesino desde la tumba.
No contento con pintar a unos vecinos twinpeakescos de lo más variopinto (la bruja guapa adoradora de Satanás sólo es uno de ellos), Curtis se trae al pueblo a la consabida periodista y escritora londinense listilla a la que bautiza con el nombre de "Gladys Keeler", quizá para llamar la atención de un lector que se ha dado cuenta de que la trama es un tanto retorcida, como las novelas del gran Harry Stephen Keeler.
¿Se trata de un homenaje al bizarro autor de Chicago? Pues no diría yo que no...
Divertida y entretenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes algún problema para comentar, escríbeme al mail sabadonegroalbacete@gmail.com. Soy Alberto López Aroca
(Y si quieres comprar mis libros, están a la venta aquí: http://albertolopezaroca.blogspot.com.es/