jueves, 9 de abril de 2015

Micro reseña 101: "Nosotros, los contaminados", Curtis Garland



"Nosotros, los contaminados", de Curtis Garland (Juan Gallardo Muñoz; La conquista del espacio nº206, Bruguera, Barcelona, julio de 1974; portada de Miguel García. También Ciencia Ficción nº19, Astri, diciembre de 1987; portada de Montero-Norma).

Qué amable portada original de Miguel García para una novelita tan oscura como esta... tan cabrona, que no parece del maestro Curtis.
Escrita, como indicábamos más arriba, en 1974, nos muestre un futuro que se ha ido completamente al carajo por culpa de la contaminación ambiental... pero esta historia, que algo tiene de alegato ecologista, es sobre todo el retrato de una distopía fascista en la que la Guardia Nacional tiene orden de matar contra los mutantes, esto es, las personas afectadas por la contaminación, y que se han convertido en criaturas deformes y puede que peligrosas. Por supuestos, muchos están en contra de este procedimiento radical, y sobre aquellos que se manifiestan, también se dispara a matar: "Siempre ha habido jóvenes rebeldías. Y siempre hubo represiones de las viejas generaciones". Y también: "La represión era brutal, despiadada. Un cobarde ataque armado a un grupo de jóvenes, muy numeroso, pero muy indefenso. La razón de la fuerza se imponía una vez más". Y también, después de la masacre: "Ahora comenzaría la recogida de cadáveres, el endurecimiento de las disposiciones vigentes, las represalias masivas..."
Todo esto puede verlo, casi a diario, el protagonista de la historia, un individuo que, en el año 1999, tiene que salir a la calle con traje y máscara protectoras para evitar el contacto con el entorno contaminado. Paisajes apocalípticos, montañas de basuras, una chica (sí, claro que sí: una chica), un estado represor a lo 1984 de Orwell, referencias directas (en el texto y a pie de página) al Soy leyenda de Matheson... y como quien no quiere la cosa, a mitad de historia, Curtis nos lleva de paseo por el submundo de los abominables, pobres, repugnantes contaminados, replantea el argumento hacia una dramática aventura, y desemboca en el mismísimo Fin del Mundo y en el Renacer de la Humanidad (casi, casi, con boda).

Esta novelita es un cóctel imposible e impensable, con montones de pasajes muy críticos, como los que hemos señalado unas líneas más arriba, así como con unas primeras páginas quizá demasiado densas, pero que pronto nos conducen a las peores pesadillas concebidas por el autor.
Extraña, extrañísima novela que, al fin y a la postre, tiene algo de las viejas películas de invasión marciana de los años 50 (aunque aquí no haya marcianos), y también de las producciones cinematográficas de la Troma. Muy desagradable. Muy espesa. Totalmente imprescindible.


BOLA EXTRA: Además, la portada de Montero-Norma (¿J.P. Montero trabajando -o licenciando su trabajo- para la Agencia Norma?) ya se había utilizado anteriormente en otro bolsilibro, concretamente en la reedición de "'¡Manda Titán!" de Law Space (Enrique Sánchez Pascual) publicada en la colección Galaxia 2001 nº261 (EASA-Andina, 1982), pues el relato original se publicó en el número 126 de Espacio: El Mundo Futuro (Toray, 1958). ¡Reciclaje por doquier!
Galaxia 2001 nº261: "¡Manda Titán!" de Law Space (1982)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes algún problema para comentar, escríbeme al mail sabadonegroalbacete@gmail.com. Soy Alberto López Aroca
(Y si quieres comprar mis libros, están a la venta aquí: http://albertolopezaroca.blogspot.com.es/